En el 2016 realizamos un diagnóstico en 64 escuelas, observando 128 aulas y recolectando información sobre el vocabulario de 1500 alumnos en etapa preescolar en 4 Ugeles de Lima Metropolitana con el objetivo de informar el diseño de nuestro programa.

En el 2017 y 2018 implementamos la fase piloto de nuestro programa de acompañamiento docente en educación inicial, trabajando en 8 escuelas de Ate-Vitarte (Ugel 06) y San Juan de Miraflores (Ugel 01).

Para ello, hemos utilizado la versión adaptada al español del programa MMCI: Making the Most of Classroom Interactions, que capacita y acompaña a los docentes en aula. Para medir nuestro trabajo hemos utilizado CLASS, un instrumento de observación que mide la calidad de las interacciones en el aula.

Los resultados después de dos años demuestran que el programa ha tenido efectos en los tres dominios trabajados a profundidad en el 2017 y 2018. Las docentes con las que hemos trabajado mostraron mejoras en todas las dimensiones. El mayor crecimiento se observó en el apoyo pedagógico (de 2 a 3 puntos, sobre una escala de 7) comparado a las escuelas de control.

Screen Shot 2019-02-05 at 6.53.48 PM.png

En cuanto a los alumnos, podemos destacar que hubieron mejoras significativas en desarrollo de conceptos, ejemplificación del lenguaje y en la calidad de sus comentarios. Adicionalmente, los alumnos de las aulas donde trabajamos tuvieron mejoras significativas en su vocabulario comparadas a las aulas de control.

Aunque no podríamos realizar inferencias sobre el impacto causal, estos resultados son un buen indicador de un posible efecto positivo y robusto del programa. Seguiremos explorando aspectos como el dosaje, los años de experiencia de la docente, entre otros.